LUMINARIAS

LUMINARIAS

SINTESIS HISTORICA DEL PUERTO DE SAN NICOLÁS
Por Prof.Lic.Ricardo D. Primo
ricardodarioprimo@hotmail.com


El Puerto de San Nicolás de los Arroyos, tuvo tres ubicaciones a lo largo de la Historia, cada una de ellas con sus propias características. Surgió prácticamente con iudad a partir de la segunda mitad del siglo XVIII y la primera de ellas estaba ubicado al borde de una cañada natural o desagües de aguas hacia el Arroyo Yaguarón en un sector cercano a la Plaza Principal de la localidad dando inicio a las primitivas actividades como muelle para desembarco de mercaderías y también de personas.


Esta cañada o desagüe con el tiempo será conocida popularmente por todos los vecinos como la “Zanja de Doña Melchora” y estaba ubicada sobre el final del viejo Boulevard Ituzaingó más tarde llamado Alberdi y su desembocadura con el mencionado Arroyo Yaguarón.
Precisamente en esa zona, circunscripta a la actual calle Guardia Nacional (nombre que tomó esa arteria en homenaje al Batallón de Guardias Nacionales que combatieron en la Guerra del Paraguay), el nacimiento de calle León Guruciaga (conocida popularmente como “Del Puerto”) y la desembocadura de la famosa Zanja de Doña Melchora es donde comenzó a funcionar el primitivo apeadero, seguido muelle y posterior primer puerto de San Nicolás. Cabe destacar que en la actualidad la zona es ocupada por la Plaza de los Inmigrantes.
Se cree que, por este muelle o primitivo puerto, comenzaron a realizarse diversas transacciones comerciales a través de particulares. No se encontraron registros de esas actividades ni documentos que nos ilustren sobre los impuestos a pagar por el uso del puerto ni a quienes iban destinados tales fondos. Por otro lado, es de creer que al igual que otros primitivos puertos de la etapa colonial existiría una Receptoría de Alcabala (antiguo tributo que el vendedor pagaba al fisco o la Corona), en una compraventa y ambas contratantes en unas permutas que además percibía los ramos de sisa. Durante la dominación española se sostiene que las sisas más que un impuesto, era una forma de cobrarlos.

De esta forma podría afirmarse que los inicios del puerto de San Nicolás se traslucen con las características propias de las ciudades fluviales en los tiempos hispánicos, es decir un espacio donde se realizan operaciones de carga y descarga que podrían ser de carne salada, cueros y cebos como así también de otros productos menores, a través de una plancha sobre tierra, y destinados a otros grandes centros de consumo y/o exportación como puede ser Buenos Aires o Montevideo.
El día 19 de agosto de 1823 durante el gobierno de Martín Rodríguez se emitió un decreto por el cual se establece la habilitación del Puerto de San Nicolás de los Arroyos.
Esto era una medida largamente esperada por todo el vecindario y sectores mercantiles ya que se consideraba que iba a traer la ansiada y postergada prosperidad en la ciudad. Por la misma se establece que los buques provenientes de Paraguay, Entre Ríos, Misiones y Santa Fe, deberían atracar en este para la descarga de sus productos.